Ecónomo

 

Rvdo. P. Hugo Sánchez    CSJ

ECÓNOMO PROVINCIAL

 

FUNCIONES  DEL ECÓNOMO PROVINCIAL.

 

Entre las atribuciones y tareas destacan: administrar los bienes de Nuestra Provincia “San Francisco Javier”, gestionar la buena inversión de los fondos provinciales, llevar la contabilidad de la Provincia según las normas vigentes, tanto de Congregación, Provincia y Estatales, organizar y controlar el archivo económico provincial y los de las comunidades que envían sus balances semestrales y anuales.

También asesorar a las comunidades en asuntos de inversiones y gestión económica. Actualmente lleva desde la economía central de la Provincia la contabilidad mecanizada de la economía de las comunidades de la Provincia, sectores educativo, parroquial y social.

Cada comunidad tiene su ecónomo o administrador local. Sus actuaciones están controladas por el proyecto comunitario, o presupuesto anual y juntamente con el Superior de la comunidad, son quienes establecen los criterios y enfoques del actuar económico. El superior de cada obra será el último responsable del funcionamiento económico de la comunidad, aunque todas las economías locales estarán sometidas también al control del organismo provincial.

La provincia “San Francisco Javier de Ecuador Colombia”, en conformidad con los principios de la Regla y Constituciones de la Congregación, constituciones # 93: “El ecónomo provincial, bajo la dirección del superior provincial con su consejo, administra según las normas establecidas, los bienes de la provincia; controla y coordina la economía de cada una de las comunidades y verifica las aplicaciones de las autorizaciones concedidas, prestando su ayuda y su asistencia”.

Vicario

 

Rvdo. P. Franklin Fustillos    CSJ

VICARIO PROVINCIAL

ACTIVIDADES DEL P. VICARIO PROVINCIAL

 

La Provincia “San Francisco Javier de Ecuador Colombia”, en conformidad con los principios de la Regla y Constituciones de la Congregación, constituciones # 92: “El Vicario provincial hace las veces del superior provincial, en caso de ausencia o impedimento, en todo lo que respecta al gobierno ordinario de la provincia. En caso de fallecimiento del superior provincial ejerce el gobierno de la provincia hasta el nombramiento del sucesor”.

Consejero

 

Rvdo. P. Gabriel Prandi    CSJ

CONSEJERO PROVINCIAL

 

ACTIVIDADES P.  CONSEJERO PROVINCIAL.

 

El consejero es un miembro del consejo provincial. De la Provincia “San Francisco Javier de Ecuador Colombia”, en conformidad con los principios de la Regla y Constituciones de la Congregación, constituciones # 90: “ayuda al superior provincial en el gobierno en la administración de la provincia…” constituciones # 91: “los miembros del consejo provincial son nombrados por el superior general y su consejo previa consulta a los hermanos de la provincia. Está compuesta por tres o cuatro consejeros, según el Reglamento provincial, de los cuales uno es vicario, otro es ecónomo y otro secretario. Según el directorios # 98: “Los miembros del consejo provincial deben ser profesos de votos perpetuos de al menos cinco años de votos perpetuos… el vicario también debe ser sacerdote, quedan en el cargo tres años y pueden ser confirmados”.

Consejo_2021

 

Presentamos el concepto de autoridad y finalidad que tenemos como Comunidad Religiosa.

 

 

        Cuando llegó y vio la gracia de Dios se alegró y exhortaba a todos a permanecer, con corazón firme, unidos al Señor (Hech 11,23)

Estimados hermanos, amigos y lectores.

En la sesión del 37 del 02 de enero del año 2021, el Consejo General ha procedido al nombramiento de Superior Provincial y de su Consejo para el trienio del 2021/2024. iniciará su servicio el nuevo Consejo el día 06 de enero del 2021, en la Fiesta de la Epifanía del Señor.

 

PROVINCIA ECUADOR-COLOMBIA

Superior Provincial: P. RAÚL ERNESTO GONZÁLES PUEBLA

Vicario Provincial:   P. FRANKLIN EDUARDO FUSTILLOS

Ecónomo:                  P. JUAN HUGO SÁNCHEZ BARRENO

Consejero:                 P.GABRIELE PRANDI

Consejero:                 P. PATRICIO FERNANDO CASTRO VITERI

 

Agradezco de corazón a los hermanos que dieron su disponibilidad en las tareas confiadas en su provincia y estoy seguro que las realizarán de la mejor manera según el carisma de nuestro Fundador.

Comparto con ustedes el mensaje del Papa que nos invita a promover la “cultura del encuentro”, contra la cultura de la indiferencia y del desecho.

El Señor nos de la capacidad de “ver la gracia de Dios, de alegrarnos y de exhortar a todos a permanecer, con corazón firme, unidos al Señor”.

 

Estamos conscientes y convencidos de que nuestra autoridad religiosa, desde todos nuestros niveles organizativos, es, ante todo, una autoridad de comunión y para la comunión. Indicamos que cada estamento: el Provincial y su Consejo, para los Directores y Ecónomos de las obras, están muy delineadas sus funciones y autonomía propia que nos asigna nuestras leyes, de manera prioritaria la Regla de la Congregación de los Padres Josefinos. Y los lineamientos de los capítulos local y general.

Invitamos a nuestros hermanos a recordar que la definición etimológica de autoridad. Algunos sostienen que la palabra autoridad viene del latín autoritas y se derivó en auctor, que significa autor, fuente. Otros, como Severino-María Alonso, afirman que “la palabra autoridad viene del verbo latino augere, que significa literalmente aumentar, acrecentar, desarrollar, hacer crecer, dar vigor, robustecer, hacer prosperar, sostener.” Podemos por tanto afirmar que toda autoridad, es la cualidad y la calidad, la fuerza y la virtud que sirven para hacer crecer a otra persona, llegando a convertirla en lo que tiene que ser.

                                           Autoridades de la Provincia religiosa.  SAN FRANCISCO JAVIER

 

Y lo nuestro tiene que ser una comunidad religiosa, comunidad entendida como comunión de personas que buscamos, descubrimos y vivimos en comunión de hermanos el querer de Dios, su voluntad, su proyecto de salvación para la humanidad, dando y aportando nuestro contingente de servicio evangélico pastoral.

La delicada función de autoridad encomendada, la realizaremos con la actitud: «servicio de la autoridad». Jesús mismo dijo: «Yo no he venido para ser servido, sino para servir»”. Servicio para bienestar de los hermanos y de la gente que se relaciona con nuestra comunidad.

Finalmente no perdemos de vista lo que la Iglesia ha señalado repetidamente, como principios generales y elementales de gobierno religioso, los siguien­tes: Información, comunión, participación, subsidiariedad, corresponsabilidad.

Imploramos la bendición de Dios, la intercesión de la Virgen Inmaculada, de San José, de nuestro fundador San Leonardo y del patrono de nuestra Provincia San Francisco Javier para llevar adelante este servicio encomendado.

Felicitamos a las nuevas autoridades de la provincia religiosa San Francisco Javier, les aguramos el mejor de los exitos en cada una de sus funciones, e imploramos la bendicion de Dios para sus decisiones.

 

 

 

Secretario

 

Rvdo. P. Patricio Castro    CSJ

SECRETARIO PROVINCIAL

 

FUNCIONES P. SECRETARIO PROVINCIAL.

 

El secretario provincial. De la Provincia “San Francisco Javier de Ecuador Colombia”, en conformidad con los principios de la Regla y Constituciones de la Congregación, directorio # 104: “Es nombrado por el superior provincial con el consentimiento de su consejo entre los miembros del mismo consejo. Le corresponde levantar las actas de las sesiones y conservar en el archivo provincial todos los documentos y las escrituras relativas a la historia y administración de la provincia. No le es lícito entregar escrituras y documentos del archivo sin la autorización del superior provincial.

Además le corresponde escribir y redactar, por orden y en nombre del superior provincial y su consejo, las cartas oficiales y todos los actos que conciernen a los asuntos de la provincia”.

 

Provincial

 

Rvdo. P. RAÚL ERNESTO GONZÁLES PUEBLA    CSJ

SUPERIOR PROVINCIAL

 

“HE VENIDO A PRENDER FUEGO A LA TIERRA: Y ¡CÓMO DESEARÍA QUE YA ESTUVIESE ARDIENDO!”.       Lc. 12,49

 

 

A todos los hermanos josefinos de la Provincia Ecuatoriano- Colombiana San Francisco Javier, mi saludo fraterno, deseándoles que con la Bendición del Señor tengan un FELIZ AÑO NUEVO. Año que se convierte para nosotros en una nueva oportunidad para vivir nuestra vida religiosa josefina con coherencia y alegría. El hecho de que la situación actual haga que nuestro camino esté marcado por dificultades y exigencias de renovación espiritual, moral y pastoral requiere de nosotros mayor dedicación y empeño a nuestra vida de religiosos para colaborar en la Nueva Evangelización con renovado protagonismo.

Seguros de que el Señor no nos faltará con su ayuda, emprendamos juntos, ayudándonos los unos a los otros en este nuevo trecho del camino, animados por nuestro Fundador, San Leonardo Murialdo, que nos sigue diciendo: “Hagan el bien y háganlo bien”.

La tarea del superior provincial es la de recordar y animar a los hermanos de la Provincia Religiosa San Francisco Javier, a vivir el compromiso asumido en el momento de su profesión religiosa dentro de la Congregación. Por tanto, el superior debe ayudar al crecimiento hacia un proyecto de vida, que haga crecer, madurar y fortalecer esa vida espiritual y humana.

El P. Provincial de la Provincia “San Francisco Javier de Ecuador Colombia”, en conformidad con los principios de la Regla y Constituciones de la Congregación, constituciones # 89: “Gobierna la provincia con espíritu de caridad y de servicio, promoviendo y animando con corazón de padre la vida religiosa y apostólica de los hermanos y de las comunidades.

El superior provincial es nombrado por el superior general con el consentimiento de su consejo, previa consulta a los hermanos de la provincia.

Tiene que ser sacerdote y profeso de votos perpetuos en la congregación de cinco años por lo menos; permanece en el cargo por tres años y, en la misma provincia, puede ser nombrado solamente para otro trienio consecutivo”.

Atendiendo al espíritu de las escrituras, el magisterio de la iglesia y sus enseñanzas. El provincial tiene la misión, de llevar en su corazón a cada hermano; reproduciendo existencialmente las actitudes de Cristo. Para ello, debe ser una persona orante, una persona atenta a la escucha de la Palabra de Dios, atento a las necesidades de sus hermanos, con ojos compasivos, entrañas de misericordia, inclusive cargando con las fragilidades de sus hermanos. En otras palabras, el superior provincial se deja conducir por el Espíritu Santo, para poner todos los sentimientos de sus hermanos en las manos de Dios. Por ende la necesidad la efectiva y eficiente oración de los hermanos a su favor, para cumplir con esta misión.

 Atendiendo al directorio # 92: “Es tarea del superior provincial coordinar las iniciativas y las actividades a nivel provincial y favorecer nuevas experiencias de apostolado. Unas y otras estén en sintonía con el carisma de la congregación, respondan efectivamente a las necesidades del territorio y estén conformes a las directrices de la competente autoridad eclesiástica”.

La vida religiosa sigue siendo signo de esperanza para nuestro tiempo… (1Tes 1,2). Debemos mantener y reavivar el sentido en comunión con todas nuestras comunidades y con cada uno de vosotros, hermanos muy queridos, dando gracias a Dios por todos y recordándoos sin cesar, me despido no sin antes implorar las mejores bendiciones de Dios para ustedes y su apostolado.

Con afecto P. Jaime Bravo.  (CSJ)

Mensaje Provincial

Mensaje del P. Provincial.

Bienvenida y mensaje sobre: La Vida en Comunidad.

 

Respetables lector@s me permito darles una cordial bienvenida a nuestro sitio virtual de nuestra provincia "San Francisco Javier", gracias por interesarse en nuestra vida religiosa josefina. Buscando que vuestra estadía sea agradable, ponemos a consideración información valiosa para su crecimiento espiritual y sobre nuestra vida religiosa - pastoral. En esta ocasión me permito iniciar exponiendo un mensaje sobre la vida comunitaria y la oración.

 

La vida consagrada es un “don divino que la Iglesia ha recibido de su Señor”. (LG 43) y es así como la vamos entender: un don, un regalo… Tiene su relación con la iglesia y el mundo. Si es un don no es exclusivo y si es un don recibido es para la comunidad eclesial, se lo da a manos llenas, se lo comparte y debe estar a disposición de todos, si quiere ser fiel a sí misma.

 

La vida religiosa debe buscar la unidad en comunidad. Es más fácil que el hombre descubra que Dios está junto a él, cuando un hermano se le acerca y camina con él hacia Dios. La Comunidad debe ser un testimonio viviente de fraternidad cristiana. Para alcanzar esta meta es preciso tener siempre presente que la vida fraterna tiene como objeto formar una familia peculiar que “persevere en la oración con un mismo espíritu” (Hech.1, 14). Nuestra Bien unida familia la de Murialdo. Cuando se ora, Dios concede la capacidad de construir comunidades alegres, acogedoras, solícitas en el servicio a los hermanos y hermanas. La vida religiosa está llamada a ser signo de comunión con Dios y con los Hermanos que nutre el compromiso apostólico.

 

Por lo tanto queridos hermanos, religiosos y sacerdotes, la invitación está hecha, vivamos nuestra vida comunitaria con alegría, con entrega generosa como María Inmaculada, sabiendo decir si al don de Dios de nuestra vocación con nuestra vida y manteniendo nuestro fervor centrado en Cristo. Y fundamentalmente no descuidemos la oración, aquella oración hecha con humildad a ejemplo de nuestro Patrono San José.

 

Hago extensivo este saludo e invitación a la unidad y a la oración también a todas aquellas personas que se sienten identificadas con nuestro carisma josefino: Laicos, Docentes, Madres Apostólicas, Amigos del Misionero, etc...  En general a toda la Familia de Murialdo. Finalizo implorando, la generosa intercesión de San Leonardo Murialdo a vuestro favor y  la Bendición para cada una de nuestras comunidades y para sus dignas familias.

Con Afecto en Cristo.

P. Raúl Gonzáles.