^ Back to Top
facebook
ICONO COMUNICACIONES.JPGICONO DESPERTADOR.JPGICONO LECTURA SUGERIDA.JPGICONO MUSICA RELIGIOSA.JPGICONO ORACIONES.JPGICONO PELICULA SUGERIDA.JPGICONO PRESENTACION.JPGICONO VIDEOS RELIGIOSOS.JPGICONO VITA GIUSSEPINA.JPGICONO VOCACION RELIGIOSA.JPG

¡SALUDAMOS CORDIALMENTE!

SELECTOR IDIOMA

Login Form

SALMOS

SALMOS

RSS EXTERNO

RSS EXTERNOicona podcast

Calendario Provincial

Septiembre 2018
D L M X J V S
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30

DONATIVOS

Misas

intenciones1

Envíenos su pedido y oferta a:

provinciaec@gmail.com  

provincial.ec@gmail.com

RSS PROVINCIAL INTERNO

RSS NOTICIAS PROVINCIALES

AQUI VERAS NOTICIAS DE LA PROVINCIA JOSEFINA EN FORMATO RSS 2.0

ESPIRITUALIDAD

LA ESPIRITUALIDAD DE MURIALDO.

linea 1

Para entender mejor el apostolado que relizamos los Padres Josefinos, en las diferentes obras es importante conocer la espiritualidad de su fundador para comprender de donde viene esa fortaleza.

 

El  estilo con el que San Leonardo Murialdo vivió su apostolado educativo entre los jóvenes se inspiró en los valores de la pedagogía cristiana, pero respondió también a las influencias del ambiente en que vivió. Funda sus raíces en las dotes de su corazón y de su mente, pero se alimenta también de su profunda experiencia interior.
Por esto, su espiritualidad (el descubrimiento del amor personal y misericordioso de Dios) nutre no sólo su oración y su vida como sacerdote y religioso, sino que también informa su estilo educativo, ilumina los objetivos y clarifica los métodos de su actividad entre los jóvenes. En él, espiritualidad y pedagogía interactúan y se enriquecen mutuamente.

Dios nos ama

El descubrimiento gozoso de la misericordia de Dios después de la crisis juvenil de Savona fue el centro alrededor del cual más tarde se iría unificando su experiencia interior y toda su existencia.
Muchos años más tarde, en el Testamento Espiritual, él recordará su “conversión”: “en 1843, cuando regresé del colegio de Savona, verdadero hijo pródigo, cargado de mil pecados, vine a confesarte: -Padre, he pecado contra el cielo y contra ti-. Entonces, abriste tu corazón paternal a mi oración, escuchaste esta plegaria, y volví a poseer un alma destinada a ser tu templo, pero que había pasado mucho tiempo como morada de demonios. ¡Oh! ¡Cómo tu infinita misericordia se me hizo sensible entonces!”(Testamento Espiritual, p. 145).

 

Siamo in buone mani    "Estamos en las mejores manos".

z5

 

El abandono en la providencia de Dios

La experiencia de la misericordia de Dios se convirtió en el centro de su espiritualidad. Consciente de ser continuamente amado por Dios, de modo infinito, tierno y, sobre todo, misericordioso, Murialdo se comprometió con todas sus fuerzas a responder al amor “infinito” de Dios con un amor “infinito”, es decir, con todo su corazón. Es esta la tensión espiritual que lo acompañó durante toda su vida y que se materializaba en el abandono confiado a la Providencia del Padre, en la docilidad a la voluntad divina, en la oración intensa, en la penitencia y en la caridad activa.

La voluntad de Dios

La convicción de que Dios es amor personal, tierno, infinito y, sobre todo, misericordioso para con cada uno de nosotros, lo llevó a la certeza, no sólo mental, sino existencial, de que la voluntad de Dios es el verdadero bien del hombre: por lo que se debe buscar su voluntad, acogerla y cumplirla con amor. El resultado fue, para él, la aceptación amorosa y gozosa de los caminos que Dios poco a poco le fue mostrando, aún cuando no siempre coincidían con sus proyectos: el peso de la dirección del Colegio Artigianelli, con sus dificultades ambientales y económicas, la fundación de la Congregación de San José, la apertura de nuevas actividades y nuevas casas, los lutos familiares y las enfermedades que minaron su salud.

La humildad y la caridad como San José

En Murialdo, su abandono a la Providencia, se caracterizó por un sentido de búsqueda activa y a la vez obediente, para responder amorosamente al amor de Dios mediante el apostolado entre los jóvenes pobres, la oración, el espíritu de penitencia y mortificación, la humildad la vida escondida, al estilo de San José y de la Sagrada Familia.

 

z6

Uniti nella preghiera     "Unidos en la oración"

María, Mediadora y Madre de Misericordia

El segundo deseo confiado por San Leonardo a su congregación es que propague la devoción a María Mediadora de gracia.
El rol maternal de María muestra la eficacia de la salvación que Jesús nos ha obtenido. La devoción de Murialdo a María se debe interpretar a la luz del Testamento Espiritual: María es Mediadora de gracia porque es “madre de misericordia” (Escritos VI, p 241; cf. p 200).
Los dos deseos que Murialdo dejó como herencia a sus hijos están unidos entre sí por la perspectiva de la misericordia: Dios es misericordioso y la Virgen intercede porque es misericordiosa (cf. Escritos, IV, p. 31).

Los últimos

Los destinatarios de la labor educativa de San Leonardo Murialdo eran los niños y los jóvenes de las clases más bajas, sobre todo aquellos “pobres, huérfanos o abandonados o incluso solo revoltosos”: “Pobres y abandonados: estos son los dos requisitos que constituyen un joven como uno de los nuestros, y cuanto más pobre y abandonado, tanto más es de los nuestros” (Escritos, V, p. 6).

Los objetivos de la acción educativa son los de la formación moral, civil y religiosa. Debemos trabajar para que los jóvenes se conviertan en “honestos ciudadanos, laboriosos y buenos operarios, sinceros y virtuosos cristianos » (Escritos, X, p. 119). La finalidad religiosa (o como se decía entonces, la “salvación de las almas”) que encontraba en Murialdo un fuerte énfasis, se resumía en un lema muy querido para él: ne perdantur, para que no se pierdan (Epistolario, V, 2156 y 2187).
El método y el estilo era el de estar en medio de los jóvenes “siendo para cada uno de ellos amigo, hermano y padre” (espíritu de familia).